Pulseras - Plateadas

Pulseras plateadas

El origen de las pulseras, los primeros destellos

Las pulseras son una de las joyas más antiguas que existen.
Se han encontrado ejemplares de pulseras elaboradas con una gran variedad de materiales, como conchas y piedras perforadas, huesos, madera o fibras vegetales, que datan del Neolítico, hace unos 10.000 años, y que se confeccionaban con el fin de adornar cuerpos.
Pero fue sólo en la Edad del Bronce, cuando los humanos empezaron a trabajar los metales para fabricar joyas y adornos más elaborados, a base de bronce, cobre y oro. En esa época, estas pulseras plateadas eran símbolos de poder, de estatus y riqueza.
Asimismo, se pensaba que las pulseras doradas tenían poderes mágicos, que protegían a las personas que las llevaban de los malos espíritus y también de posibles enfermedades.

Las pulseras en las civilizaciones antiguas

En las civilizaciones antiguas, las pulseras tenían un importante significado simbólico.
Por ejemplo, En el Antiguo Egipto, las pulseras se asociaban con la protección y la fertilidad. Las mujeres egipcias llevaban pulseras plateadas y pulseras doradas para atraer la prosperidad y la buena suerte.
Por otro lado, en la Antigua Grecia, las pulseras eran símbolo de elegancia y de belleza. Las mujeres griegas llevaban pulseras de plata y de oro para realzar su figura.
En la Antigua Roma, las pulseras eran un símbolo de estatus social. Los hombres romanos llevaban pulseras de oro para mostrar su riqueza y poder.
En esa época, los artesanos eran muy hábiles. Creaban joyas únicas con muchos detalles y utilizaban el brillo único de la plata para captar la atención.
Estas pulseras plateadas no sólo adornaban las muñecas de los aristócratas, sino que también se consideraban amuletos protectores, creando un vínculo entre lo espiritual y lo estético.

El renacer de las pulseras plateadas en la Edad Media

Con el paso del tiempo, las pulseras plateadas evolucionaron y se adaptaron a las cambiantes creencias y tendencias.
Durante la Edad Media, la artesanía alcanzó su apogeo, con orfebres dedicados a perfeccionar técnicas de diseño y de grabado.
Las pulseras plateadas se convirtieron en un accesorio común para acompañar el vestuario de mujeres y hombres de todas las clases sociales.
Había una gran variedad de diseños, desde pulseras sencillas de plata maciza hasta pulseras con incrustaciones de piedras preciosas.
Las mujeres de la nobleza utilizaban las pulseras para adornar sus muñecas, mientras que los hombres las lucían para mostrar su estatus social o como amuletos protectores.
De esta forma, en este período, estas joyas adquirieron un significado profundo. Se convirtieron en obsequios de amistad y amor, grabadas con símbolos e inscripciones que transmitían mensajes secretos.

Pulseras que son parte de nuestra cultura

Las pulseras plateadas siempre han estado presentes a través de las diferentes civilizaciones de toda la historia de la humanidad.
Desde la época de los Egipcios, pasando por la civilizaciones griega o romana, una pulsera plateada venía a ser un elemento estilístico cuyo fin se basaba en transmitir un cierto estatus social.
En la actualidad, las mujeres siguen llevando pulseras con un baño de plata. Pero la sociedad ha evolucionado y ya no son un accesorio puramente femenino.
De esta forma, muchos hombres siguen de cerca las tendencias de la moda y llevan pulseras bañadas en plata. En el caso de los ejecutivos, para que sus trajes tengan un toque de distinción o para que los chicos jóvenes puedan presumir ante sus amigos.
Una pulsera plateada es un buen regalo para cualquier hombre que busque mejorar su apariencia física. Así que encuentra una fecha señalada y anímate a comprarle una joya a tu novio o a tu padre.

Pulseras versátiles para cada estilo y momento 

Existen múltiples razones para escoger una pulsera plateada. Resulta ser una buena forma de expresión, para comunicar una idea, dar a conocer una cultura en particular o también para expresar un estado de ánimo.
Por todas estas razones, las pulseras plateadas no nos dejan indiferentes y tienen un papel significante.
La plata es uno de los metales más versátiles del sector de la joyería. Es brillante y combina muy bien con otros materiales, como el oro amarillo, el oro blanco o el oro rosa.
Asimismo, una pulsera con un baño de plata es un clásico que no pasa de moda. Es un complemento que se puede combinar fácilmente con cualquier tipo de vestuario, con un traje de noche pero también con unos vaqueros o con una camiseta más «casual».
Con las pulseras plateadas de Rosanna de la Riva podrás crear tu look más favorecedor. En nuestra tienda online encontrarás pulseras llenas de frescura, como la Pulsera Essential o la Pulsera Basic, que combina la plata con cordones de algodón de diferentes colores. Pero también ofrecemos pulseras con un diseño más clásico, como la Pulsera Dita, que destaca por su sobriedad, o la Pulsera Roma, elaborada con eslabones bañados en plata.

Pulseras artesanales de bisutería de alta calidad

En Rosanna de la Riva elaboramos pulseras y brazaletes individualmente de forma artesanal, cuidando minuciosamente todos los detalles y con materiales de bisutería de alta calidad.
En nuestro taller fabricamos pulseras de diferentes diseños, prestando una especial atención a los diferentes gustos, estilos y edades de nuestro público.
Pulseras bañadas en plata, con resinas, cristales, minerales o perlas, con acabados en baño de oro mate de 18k, con texturas marteleadas, lisas, etc.
Estamos ante un abanico de modelos que han hecho posible la creación de varias Colecciones inspiradas en distintos lugares, en ciudades, culturas de todo el mundo, elementos naturales, sensaciones, recuerdos, etc.
De esta forma han nacido las Colecciones Aire, Capri, Mediterránea, Basic, Dita, Essential, Origins, Roma, Marais y Boho, perfectos tesoros de Rosanna de la Riva.

Pulseras plateadas

El origen de las pulseras, los primeros destellos

Las pulseras son una de las joyas más antiguas que existen.
Se han encontrado ejemplares de pulseras elaboradas con una gran variedad de materiales, como conchas y piedras perforadas, huesos, madera o fibras vegetales, que datan del Neolítico, hace unos 10.000 años, y que se confeccionaban con el fin de adornar cuerpos.
Pero fue sólo en la Edad del Bronce, cuando los humanos empezaron a trabajar los metales para fabricar joyas y adornos más elaborados, a base de bronce, cobre y oro. En esa época, estas pulseras plateadas eran símbolos de poder, de estatus y riqueza.
Asimismo, se pensaba que las pulseras doradas tenían poderes mágicos, que protegían a las personas que las llevaban de los malos espíritus y también de posibles enfermedades.

Las pulseras en las civilizaciones antiguas

En las civilizaciones antiguas, las pulseras tenían un importante significado simbólico.
Por ejemplo, En el Antiguo Egipto, las pulseras se asociaban con la protección y la fertilidad. Las mujeres egipcias llevaban pulseras plateadas y pulseras doradas para atraer la prosperidad y la buena suerte.
Por otro lado, en la Antigua Grecia, las pulseras eran símbolo de elegancia y de belleza. Las mujeres griegas llevaban pulseras de plata y de oro para realzar su figura.
En la Antigua Roma, las pulseras eran un símbolo de estatus social. Los hombres romanos llevaban pulseras de oro para mostrar su riqueza y poder.
En esa época, los artesanos eran muy hábiles. Creaban joyas únicas con muchos detalles y utilizaban el brillo único de la plata para captar la atención.
Estas pulseras plateadas no sólo adornaban las muñecas de los aristócratas, sino que también se consideraban amuletos protectores, creando un vínculo entre lo espiritual y lo estético.

El renacer de las pulseras plateadas en la Edad Media

Con el paso del tiempo, las pulseras plateadas evolucionaron y se adaptaron a las cambiantes creencias y tendencias.
Durante la Edad Media, la artesanía alcanzó su apogeo, con orfebres dedicados a perfeccionar técnicas de diseño y de grabado.
Las pulseras plateadas se convirtieron en un accesorio común para acompañar el vestuario de mujeres y hombres de todas las clases sociales.
Había una gran variedad de diseños, desde pulseras sencillas de plata maciza hasta pulseras con incrustaciones de piedras preciosas.
Las mujeres de la nobleza utilizaban las pulseras para adornar sus muñecas, mientras que los hombres las lucían para mostrar su estatus social o como amuletos protectores.
De esta forma, en este período, estas joyas adquirieron un significado profundo. Se convirtieron en obsequios de amistad y amor, grabadas con símbolos e inscripciones que transmitían mensajes secretos.

Pulseras que son parte de nuestra cultura

Las pulseras plateadas siempre han estado presentes a través de las diferentes civilizaciones de toda la historia de la humanidad.
Desde la época de los Egipcios, pasando por la civilizaciones griega o romana, una pulsera plateada venía a ser un elemento estilístico cuyo fin se basaba en transmitir un cierto estatus social.
En la actualidad, las mujeres siguen llevando pulseras con un baño de plata. Pero la sociedad ha evolucionado y ya no son un accesorio puramente femenino.
De esta forma, muchos hombres siguen de cerca las tendencias de la moda y llevan pulseras bañadas en plata. En el caso de los ejecutivos, para que sus trajes tengan un toque de distinción o para que los chicos jóvenes puedan presumir ante sus amigos.
Una pulsera plateada es un buen regalo para cualquier hombre que busque mejorar su apariencia física. Así que encuentra una fecha señalada y anímate a comprarle una joya a tu novio o a tu padre.

Pulseras versátiles para cada estilo y momento 

Existen múltiples razones para escoger una pulsera plateada. Resulta ser una buena forma de expresión, para comunicar una idea, dar a conocer una cultura en particular o también para expresar un estado de ánimo.
Por todas estas razones, las pulseras plateadas no nos dejan indiferentes y tienen un papel significante.
La plata es uno de los metales más versátiles del sector de la joyería. Es brillante y combina muy bien con otros materiales, como el oro amarillo, el oro blanco o el oro rosa.
Asimismo, una pulsera con un baño de plata es un clásico que no pasa de moda. Es un complemento que se puede combinar fácilmente con cualquier tipo de vestuario, con un traje de noche pero también con unos vaqueros o con una camiseta más «casual».
Con las pulseras plateadas de Rosanna de la Riva podrás crear tu look más favorecedor. En nuestra tienda online encontrarás pulseras llenas de frescura, como la Pulsera Essential o la Pulsera Basic, que combina la plata con cordones de algodón de diferentes colores. Pero también ofrecemos pulseras con un diseño más clásico, como la Pulsera Dita, que destaca por su sobriedad, o la Pulsera Roma, elaborada con eslabones bañados en plata.

Pulseras artesanales de bisutería de alta calidad

En Rosanna de la Riva elaboramos pulseras y brazaletes individualmente de forma artesanal, cuidando minuciosamente todos los detalles y con materiales de bisutería de alta calidad.
En nuestro taller fabricamos pulseras de diferentes diseños, prestando una especial atención a los diferentes gustos, estilos y edades de nuestro público.
Pulseras bañadas en plata, con resinas, cristales, minerales o perlas, con acabados en baño de oro mate de 18k, con texturas marteleadas, lisas, etc.
Estamos ante un abanico de modelos que han hecho posible la creación de varias Colecciones inspiradas en distintos lugares, en ciudades, culturas de todo el mundo, elementos naturales, sensaciones, recuerdos, etc.
De esta forma han nacido las Colecciones Aire, Capri, Mediterránea, Basic, Dita, Essential, Origins, Roma, Marais y Boho, perfectos tesoros de Rosanna de la Riva.